WhatsApp: +5491126464994

10 tips para un embarazo saludable

10 tips para un embarazo saludable

10 tips para un embarazo saludable

El proceso de dar vida es profundamente físico, pero también muy espiritual. Habrá cambios mentales y físicos a los que papá y mamá deben adaptarse. El hecho de tomar buenas decisiones y planificarse hace que haya más posibilidades que tener un embarazo saludable. La probabilidad de tener un parto exitoso depende en gran manera de los cuidados y la preparación que hayas tenido previamente.

Asimismo, los padres deben estar conscientes de que el parto es un proceso normal, saludable y un acontecimiento asombroso que cambiará sus vidas. Sin embargo, con la preparación e información adecuada  podrán adaptarse exitosamente a estos cambios.

En lo interior…

Toma un curso perinatal

La educación perinatal es un conjunto de procesos de preparación psicológica, mental, emocional y espiritual durante el período de gestación y nacimiento. Estos nacen de la necesidad de los padres de responsabilizarse, informarse y prepararse para las decisiones que tendrán que tomar con respecto al parto y la salud de sus hijos. Funcionan, además, como un proceso de conexión espiritual entre la tríada padre-madre-bebé.

El propósito de la educación perinatal es acondicionar al padre y la madre para tomar decisiones basadas en el conocimiento de todas las opciones y según las condiciones biológicas, físicas, emocionales de la madre y el bebé.

A través de estos cursos, los padres podrán conocer los descubrimientos científicos actuales y apropiarse de la sabiduría ancestral para así eliminar los prejuicios que se han formado con la medicalización del parto. La madre podrá vivir su propia experiencia de parto, basándose en el reconocimiento de sus capacidades biológicas para dar a luz exitosamente.

Alinéate con tu proveedor de salud

No todos los partos son iguales. Por esta razón, los deseos y necesidades de cada pareja varían, eso es algo que debe quedar en claro entendimiento entre los padres y su proveedor de salud. La abierta comunicación entre ambas partes crea una experiencia mucho más saludable y plena. Además, esto permite que se respeten los procesos naturales y se tengan en cuenta las necesidades del bebé. Es fundamental que asistas a los controles prenatales constantemente y realices todas las preguntas que creas necesarias.

Cuida tu mente

Debido a los cambios hormonales, cambios físicos y cambios en el estilo de vida, la mente y las emociones suelen estar sensibles y vulnerables en esta etapa. Por eso es fundamental buscar tranquilidad y comprender cada parte del proceso.

Para relajar la mente y mantenerse en control existen muchas actividades que pueden hacerse. Ir al cine, leer un buen libro, hacer manualidades, tocar algún instrumento o cualquier actividad que nos apasione y genere concentración es ideal. Asimismo, los ejercicios de relajación y respiración son una útil herramienta para mantenerse en equilibrio. Recuerda que un embarazo feliz es igual a un embarazo sano.

Comunícate con el bebé

Hablar con el bebé, ponerle música, leerle cuentos, son cosas que acercan aún más a la madre y al bebé, fortalecen su conexión. Conocer su evolución mes a mes, ser consciente de que está creciendo en el vientre, incluso escribirle y pensar en él, son maneras de preparar la mente para su llegada y fortalecer el vínculo.

En lo exterior…

Come sanamente

Tener una dieta balanceada durante el embarazo es fundamental. Alimentos ricos en vitaminas y nutrientes son necesarios. Es recomendable disminuir las grasas, lo ideal es una dieta a base de verduras, frutas, lácteos, cereales, legumbres y carne (perfectamente preparada) ayudará al crecimiento de tu pequeño.

Mantén una buena hidratación, bebe mucha agua y aléjate todo lo posible de las bebidas alcohólicas. Disminuye el consumo de cafeínas. Es esencial tener en cuenta que durante el embarazo es inevitable ganar peso, de hecho, es lo ideal. Sin embargo, la cantidad de peso que aumentes depende de las necesidades del bebé y tuyas.

No te olvides de los suplementos vitamínicos

Los suplementos vitamínicos son utilizados para complementar la dieta del bebé y la madre y hacerla más saludable y completa. Esta etapa suele ser vulnerable para ambos: por una parte, hay un ser humano que se está formando y fortaleciendo poco a poco y, por otra, hay una persona cuyos nutrientes son absorbidos constantemente. Por esta razón, el acompañamiento de suplementos es un aspecto básico, de este modo aseguras a tu bebé y a ti.

Mantente activa

Más que mantenerte entrenando, es necesario que tengas constante actividad. Ya sea yoga, caminatas, pilates, natación o cualquier otro, los ejercicios que escojas deben adecuarse a tu cuerpo y a tus necesidades. Recuerda hacerlo con una periodicidad moderada.

Utiliza ropa adecuada

Llevar ropa con la que te sientas cómoda es ideal. Durante el embarazo ciertas partes del cuerpo tienden a hincharse, volverse más vulnerables o desarrollar reacciones alérgicas a ciertos elementos, por eso, debes escoger cuidadosamente las prendas que llevarás. Recuerda que también es importante que te sientas cómoda con la manera en que te ves, hoy en día existe una gran variedad de ropa especial para mujeres embarazadas, solo busca la que se adecúe a tu estilo.

Descansa lo suficiente

Dormir lo suficiente, la cantidad que el cuerpo pida, es esencial. Durante el embarazo es normal sentir más cansancio y necesitar más horas de sueño, está bien y es necesario. Además, es uno de los cambios más comunes y que aparece más pronto.

También, durante la fase final del embarazo, es común dormir mucho más. Escucha a tu cuerpo y descansa lo necesario, sin olvidarte de tener cierto nivel de actividad. Duerme al menos 8 o 9 horas al día.

Cuida tu cuerpo

Como último tip para un embarazo saludable te recomendamos mantenerte atenta a cada cambio que se produzca en tu cuerpo. La mayoría de ellos son totalmente normales, sin embargo, debes manifestarle tus dudas a tu proveedor de salud para que te guíe y te indique qué tanta atención debes poner en ello.

Muchos de los cambios podrás notarlos en la piel, los dientes y la manera en que funcionan tus articulaciones (pueden aparecer dolores), todos estos síntomas debes comunicárselos a tu profesional de la salud de confianza para que te ayude.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*