WhatsApp: +5491126464994

Día del Padre 2020: una paternidad consciente

Día del Padre 2020: una paternidad consciente

Nos encontramos en un momento crítico a nivel mundial debido a la crisis que representa el COVID-19. Ahora que muchos seguimos en cuarentena junto a nuestros hijos, nos hemos visto obligados a participar en la crianza de los niños y niñas más allá de un contacto breve después de la escuela y el trabajo. Pasamos de verlos pocas horas al día a estar las 24 horas con ellos. Para algunos esto puede resultar chocante con el estilo de vida que llevaban. Para otros es una oportunidad de compartir más con los chiquitos. 

Como explica Carlos González en el prólogo de Una nueva paternidad, los padres fueron “apartados de la crianza de los hijos especialmente a partir de la revolución industrial”. Sus roles de cuidar y trabajar las tierras o en talleres artesanales fueron cambiados por la jornada de trabajo en una oficina o fábrica lejos de la familia. Hoy en día hay un grupo de padres con una mentalidad diferente, abierta a ser partícipes en el día a día de sus hijos. 

En esta fecha especial queremos celebrarlo con los testimonios de dos padres muy especiales que amablemente compartieron un poco de su historia para AuroraMadre. Ambos son padres que recibieron a sus hijos e hijas con nosotros en partos humanizados. 


Miguel es un músico venezolano radicado en Buenos Aires, junto con su pareja Karelia y su hija Karuay. 

¿Cuál es el concepto de paternidad que te transmitieron?

Yo crecí con la figura paterna de mi abuelo. Una figura que mostraba su amor desde la rigidez e intelectualidad, desde el miedo a que «no me desviara y fuera un muchacho de bien», tomando en cuenta mi entorno, siendo de barrio bajo y recursos mínimos para seguir creciendo. Mi padre fue un amigo más, un pana más, nos llevamos bien y de su papel paternal rescato la confianza de comunicarnos desde un vínculo amistoso.

Tengo como ejemplo de ambos que un padre pega y corrige, que da un amor condicional, que los hombres no lloran y todas esas conductas que hay que asumir para poder ser hombre y más adelante padre.

¿Cuál es el concepto de paternidad que estás ejerciendo ahora?

Busco practicar la paternidad desde las ganas y la voluntad de desestructurar todo eso que vi y aprendí de mi padre, abuelo, tíos y primos. Voy armando mi propia estructura según pasan los días, con menos miedo a equivocarme. Aprendo, reconozco y valoro cada acción y sentimiento. Me parece importante ser coherente entre lo que se diga, se haga y se piense sin rigidez. 

¿Qué es para ti la paternidad consciente?

La paternidad me ha hecho entrar en conciencia cada día de mi existencia y de la decisión que tomé al hacerme responsable de la vida de Karuay y acompañarla a crecer. Reconocer y estar abierto a que cada día trae un aprendizaje diferente. Verme en mis «errores» y aprender. Ser un padre consciente pasa por actuar con sencillez y dar lo que puedo con las herramientas que tengo, para reforzar mis propios valores, soltando los que ya no me aportan nada.


Bruno es actualmente un terapeuta holístico, es un francés de 51 años que reside en Costa Rica con tres de sus hijos y su pareja. 

¿Cuál es el concepto de paternidad que te transmitieron?

Mi padre es un señor que nos cuido a mi hermana y a mi desde muy pequeños. Me acompañó desde mi niñez a hacer deporte teniendo mucho cuidado con mi salud porque nací con un pequeño problema del corazón. Su forma de cuidarnos fue buscando asegurar un techo, comida y ropa a pesar de que no teníamos mucho. En los últimos 50 años en Francia era un problema conseguirla por los efectos de la escasez, la guerra y los modelos antiguos de conseguir comida para el invierno. Mi papá también tenía como particularidad que ayudó mucho a mi mamá con su enfermedad. Yo recuerdo que de niño nos fuimos a Italia a la casa de mi abuelo materno. Tenía 6 años y llegamos a un pueblito de montaña y el carro llegó cerca pero faltaba como un kilómetro (caminando) y mi papá tenía una maleta militar con la ropa y los detalles que llevamos para las vacaciones. Entonces parte del ejemplo de padre es de sostener, tener esa fuerza y esa presencia. También recibí el regalo de que mi padre frente a la enfermedad de mi mamá (esclerosis múltiple) , estuvo presente y nos acompañó. Para mis padres siempre fue muy importante que nosotros nos educáramos y llegáramos a niveles avanzados de estudios. A los 9-10 años entrando al colegio me dijeron que debía decidir que quería estudiar. Tuve eso como regalo. También me ayudaron muchísimo con el acceso a los libros que fue para mí una ventana grande. 

Cuando tenía 12-13 años, frente a la cada vez más grave esclerosis múltiple de mi mamá él decidió tener otra familia. No nos abandonó pero sí decidió tener otra pareja en paralelo. Tengo como 6 medios hermanos y hermanas que casi no conozco. Y eso fue parte del modelo que recibí también. 

¿Cuál es el concepto de paternidad que estás ejerciendo ahora?

Hoy en día tengo muchos aspectos de su fuerza y constancia. Una parte del modelo que transformé es la violencia y relación con el alcohol frente al dolor. Tengo tres hijos y cuido dos más que no son directamente de mi sangre. Me gusta ayudarlos a crecer y a enseñarles a entender la vida. Tengo claro el rol de proveer y cuidar. También me gusta apoyar a la mujer que está a mi lado. He trabajado muchísimo en el equilibrio emocional, cosas que mis padres no tenían tan resuelto y lo integro a mi rol de padre. 

¿Qué es para ti la paternidad consciente?

La vivo al estar más presente como hombre, padre y pareja. Como padre hablo con mis hijos y mi esposa y muestro mis sentimientos. Aprendemos de mi vulnerabilidad a estar más cercano a ellos. 

Del lado de mi mamá, mi abuela era partera y yo en esta vida decidí acompañar gente con problemas de salud y acompañar como doula a mujeres y familias gestantes. Me parece fundamental que el hombre esté lo más presente posible desde la concepción y es idóneo que esta sea un acto consciente, deseado de una forma mucho más profunda para que los niños y niñas que nazcan sean realmente buscados. Parte de la paternidad consciente es respetar el milagro que es un nacimiento, la magia de la vida y estar al lado de la mujer y los hijos. Siento profundamente que es un tema evolutivo donde uno va transformando, integrando y desechando ciertas emociones y creencias y recalibrarse a un nivel cada vez más avanzado, consciente y luminoso. Ese es un regalo que se hace uno mismo y también a la familia. 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*