WhatsApp: +5491126464994

¿Cómo acompañar a una embarazada durante una pandemia?

¿Cómo acompañar a una embarazada durante una pandemia?

Nuestras recomendaciones ante lo que estamos viviendo actualmente:

En esta situación que nos encontramos apelamos al proverbio chino: “Frente a una dificultad en la vida tienes dos opciones: si tiene solución, ¿porqué te preocupas? Si no tiene solución, ¿porqué te preocupas?

Antes que nada, recuerda,

1.- El distanciamiento social. Acompañar desde lejos puede resultar difícil sin la calidez de un abrazo o una caricia para aliviar cualquier dolor. Sin embargo, en las condiciones actuales la palabra tiene mayor impacto y fuerza. Esto tiene que ver con auto-cuidado, recuerda las instrucciones de los aviones frente a cualquier eventualidad durante el vuelo, quien tiene que ponerse la mascarilla de oxígeno para poder dar apoyo, es el personal de vuelo y el adulto, y luego pasar a colocar la mascarilla a los niños y los pasajeros en general. Ten tú espacio de meditación, ejercicio, reflexión y drena tus angustias antes de encontrarte con la pareja gestante.

2.-Escoge bien lo que le comunicas a la embarazada que acompañas. Ten a la mano la información más actualizada y de fuentes importantes, no copies lo que sale en las redes sociales sin revisar antes de donde proviene cualquier noticia.
Verse por plataformas digitales como Zoom o Skype puede tranquilizar a la madre (antes o después del parto, claramente). Sentir que no está sola y que te mantienes conectada con ella será muy reconfortante,

3.- Los protocolos médicos cambian. Si tú como doula, sabes que no todos los protocolos aplican, no tiene sentido que confrontes lo establecido. Ya no hay posibilidad de que acompañes durante el nacimiento pero puedes estar en la etapa previa y posterior. Y no es el momento de cuestionar sino de colaborar para mejorar al máximo la experiencia de la madre.

4.- Asiste con tus palabras y tus recomendaciones. Bríndale a la embarazada todos los tips para generar un espacio de calma. Qué música puede poner, qué aromas puede usar (lavanda, manzanilla, rosa) para generar tranquilidad, las posiciones de relajación, entre otras cosas, en fin todas las técnicas de confort que conozcas y que se puedan aplicar tanto en casa como en la sala de parto. Puedes grabarle una visualización por ejemplo.

5.-Sabemos que el miedo es un monstruo que puede tomar grandes proporciones. Busquemos todo lo que pueda minimizarlo: el humor, el movimiento, el canto, cualquier ejercicio de catarsis ayudará a descargar el exceso de energía acumulada y así se podrá relajar y sentirse tranquila. Una palabra, una imagen, repetida y evocada continuamente ayudan al cerebro a centrarse. Debes dedicar varias sesiones para fijar en la mente y el cuerpo de la madre, las herramientas que ella tendrá que usar en el parto.

6.- Escucha, escucha, y más escucha…luego palabras de amor, cariño y aliento.

7.- En estos momentos es cuando más debemos ser flexibles y gestionar el cambio, si habíamos planificado una cosa, puede ser que a última hora nos toque otra muy distinta. Invita a la embarazada a mantenerse serena frente a esos cambios y que se mantenga flexible y confiada en que los profesionales de la salud están haciendo lo mejor para ella y su bebé. Mantener la conexión con su bebé, hablarle y explicarle al bebé, decirle que es bienvenido/a y amada/o inducirá una sensación de paz en su cuerpo y alma.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*